verbos y discapacidadEl término discapacidad debe acompañarse de verbos neutros, como “tener”. No deberían emplearse términos con connotación claramente negativa como “sufre” o “padece”. Tampoco “postrar”, por ejemplo, una persona usa o es usuaria de silla de ruedas, no está “postrada en una silla”.

Si acudimos a distintos manuales, vemos que coinciden en este punto:

Sufrir, padecer, postrado…son expresiones caducas que no deben ser empleadas (Decálogo para un uso apropiado de la imagen social de las personas con discapacidad, 2011, p.3)

[…]hay que abstenerse de hacer uso de verbos como “padecer”, “sufrir”, “aquejar”, referidos a la discapacidad; es preferible optar por palabras como presentar, tener, manifestar, concurrir, etcétera, que no prejuzgan el hecho de tener una discapacidad (Libro de Estilo de Servimedia, 2010, p.39)

Se utilizan los verbos o términos negativos como “sufre esquizofrenia”, “padece sordera”, “afligido por”, “afectado por polio”, “víctima de”. Estos términos proceden de la presunción de que una persona con una discapacidad de hecho sufre o experimenta una disminución en su calidad de vida. (Guía de Estilo sobre discapacidad para profesionales de los medios de comunicación, 2006, p.34.)

 

Verbos tradicionalmente asociados al tema de la discapacidad
Etiquetado en: